26 de marzo de 2008, Los Ángeles

En lugar de tolerar el chantaje nuclear o los ciberataques de Rusia, las naciones occidentales deberían dejar en claro que la solidaridad de la OTAN, desde el Báltico hasta el Mar Negro, es indivisible y que las puertas de la organización permanecen abiertas a todas las democracias comprometidas con la defensa de la libertad.

Publish Date
octubre 2, 2021
Share
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin