28 de junio de 2008. Washington DC

La economía global llegó para quedarse. No podemos construir muros a la competencia extranjera, y ¿por qué deberíamos quererlo? ¿Cuándo los estadounidenses le han tenido miedo a la competencia? Estados Unidos es el mayor exportador, importador, productor, ahorrador, inversor, fabricante e innovador del mundo. Los estadounidenses no huyen del desafío de una economía global. Somos los líderes del mundo, y los líderes no temen el cambio, no se esconden de los desafíos, añoran el pasado y temen el futuro.

Por eso rechazo las falsas virtudes del aislacionismo económico. Cualquier gobierno confiado y competente debería abrazar la competencia – nos hace más fuertes – no esconderse de nuestros competidores y engañar a nuestros consumidores y trabajadores. Podemos competir y ganar, como siempre lo hemos hecho, o podemos quedarnos atrás. La reducción de las barreras al comercio crea más y mejores puestos de trabajo y salarios más altos. Mantiene la inflación bajo control y las tasas de interés bajas. Hace que los productos sean más asequibles para los consumidores de ingresos bajos y medios. El proteccionismo amenaza todos esos beneficios

Publish Date
octubre 2, 2021
Share
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin