5 de noviembre de 2008, Phoenix, AZ

Le deseo buena suerte al hombre que fue mi antiguo oponente y será mi presidente. Y hago un llamado a todos los estadounidenses, como lo he hecho a menudo en esta campaña, a no desesperar por nuestras dificultades actuales, sino a creer, siempre, en la promesa y la grandeza de Estados Unidos, porque aquí nada es inevitable.

Publish Date
octubre 2, 2021
Share
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin