Discurso de denuncia de tortura

Pero al final, el hecho de que la tortura no cumpla su propósito no es la razón principal para oponerse a su uso. A menudo he dicho, y siempre mantendré, que esta pregunta no se trata de nuestros enemigos; se trata de nosotros. Se trata de quiénes éramos, quiénes somos y quiénes aspiramos a ser. Se trata de cómo nos representamos a nosotros mismos ante el mundo.

Publish Date
diciembre 9, 2014
Share
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin