Skip to main content

Liderazgo en la defensa de la democracia en la frontera entre Polonia y Ucrania

La Dra. Mariia Levchenko es una ucraniana líder mundial de McCain en 2022. Es la directora europea de divulgación y formación del River Phoenix Center for Peacebuilding y la directora ejecutiva y fundadora de la ONG ucraniana «Youth for Global Progress». Además, trabaja como oficial de facilitación del diálogo en la OSCE. En su trabajo, educa a jóvenes, refugiados y mujeres en temas de «Diálogo cívico y construcción de la paz» y «Lucha contra la propaganda, la desinformación y el extremismo».

Los becarios de la cohorte 2022 de McCain Institute participaron en el primer Changemaker Tour del programa en Polonia sobre el tema de la defensa de la democracia. Y no había mejor lugar para empezar la gira que Polonia, el primer país que abrió sus puertas a los refugiados ucranianos, proporcionándoles apoyo y creando una sensación de seguridad lejos de casa. Ahora, casi seis meses después del inicio de la guerra total, muchos se preguntan: ¿qué hacemos ahora? Y la respuesta a esta pregunta está estrechamente relacionada con la necesidad de empezar a pensar en la democracia a largo plazo y no como un concepto cotidiano.

Desde el comienzo de la invasión rusa de Ucrania, el 24 de febrero, Polonia ha acogido a 3,5 millones de refugiados y ha desarrollado un sistema por el que los refugiados de Ucrania pueden permanecer legalmente en el país, trabajar, estudiar y contar con prestaciones sociales. Sin embargo, muchos refugiados que huyen de la guerra llegan en un estado terrible, emocionalmente deprimidos, y muchos de ellos dejan a sus familiares y amigos en casa. Tienen miedo a la incertidumbre. No saben dónde van a vivir y no tienen dinero ni contactos. Por otro lado, las comunidades de acogida se enfrentan a diferentes retos de adaptación social y a muchas preguntas sin respuesta sobre lo que les espera en el futuro.

Sin embargo, los ciudadanos polacos tratan a los ucranianos como «invitados» y no como refugiados. La razón está en la historia mutua de lucha por la independencia y en la comprensión de que Ucrania pasa por una supervivencia existencial y lucha por los valores democráticos de todo el mundo. Porque ahora, hay una crisis de la democracia en el mundo. Es una guerra global y, por desgracia, Ucrania es el principal campo de batalla.

Sin embargo, mientras Ucrania está en la vanguardia de la lucha por la democracia, el escenario mundial está cambiando con bastante rapidez. Muchos otros países también se ven afectados, desde Europa hasta África y Asia. Las viejas estructuras mundiales están cambiando y desplazándose, y es bastante evidente que ya no funcionan. Muchas redes internacionales no funcionaron tras el inicio de la guerra en Ucrania, y esos son nuevos tiempos de prueba para todos, los que trabajan en la sociedad civil, el gobierno, la educación, la construcción de la paz o el medio ambiente.

La experiencia de pasar una semana en Polonia, junto con otros McCain Global Leaders 2022, que proceden de entornos diferentes y diversos, fue cambiante y enriquecedora. Numerosas reuniones con activistas polacos, diputados, la sociedad civil y el voluntariado con World Central Kitchen en la frontera ucraniana-polaca han influido en todos nosotros. El impacto de ver a las mujeres ucranianas con niños huyendo de la guerra y ser recibidas con las primeras palabras en Polonia: «Ahora estáis a salvo aquí», ayuda a apreciar la magnitud del apoyo de Polonia y de las personas que viven aquí. Para algunos de nosotros, que somos refugiados como yo o que hemos vivido experiencias traumáticas durante la guerra de Yugoslavia, fue otro recordatorio de que el sufrimiento aún continúa.

Sin embargo, esta experiencia ayuda a ver el funcionamiento de la democracia en su forma más cruda y sincera. Es el equilibrio de intereses y valores. Esto es lo que defienden Ucrania, Polonia, Estados Unidos y muchos otros países democráticos. La intención es apreciar el valor de la vida humana y los derechos humanos y apoyarlos al máximo. Y ahora, la democracia atraviesa un periodo en el que es necesario fomentarla y apoyarla. Y no hay otra forma de hacerlo que invertir en las personas, pensar a largo plazo y ayudar a quienes puedan tomar el relevo cuando el periodo de transición haya terminado.

Image Gallery

DISCLAIMER: McCain Institute for International Leadership is a non-partisan «do-tank» that is part of Arizona State University. The views expressed in this blog are solely those of the author and do not represent an opinion of the McCain Institute.

Author
Mariia Levchenko
Publish Date
agosto 1, 2022
Type
Tags
Share