21 de mayo de 1995

Vietnam ha recorrido un largo camino en los últimos cinco años hacia la aceptación de ese destino, y Estados Unidos debe reconocer que se han logrado avances y debe renunciar a sus persistentes resentimientos por la guerra.